Fiestas y Tradiciones. Leyendas de Cuenca

Leyendas de Cuenca II: La Casa de la Sirena

leyendas de cuenca_casas colgadas_turismo cuenca

El Casco Antiguo: El Territorio de Leyendas de Cuenca.

La verdad es que la parte vieja de la ciudad de Cuenca no puede ser más propicia para ser la protagonista de una historia o leyenda. Cualquier escritor de novelas de misterio se podría dar una vuelta por la noche por el casco antiguo y estoy completamente seguro que pronto tendría una tormenta de ideas para escribir su siguiente trabajo.

Por eso la tradición y el boca a boca ha dejado un puñado de leyendas o historias ocurridas en Cuenca. En una entrada anterior ya te conté dos de estos relatos, hoy te voy a relatar una de las más famosa, ocurrida en las famosas Casas Colgadas y en la Hoz del río Huécar. Espero que te gusten.

La Casa de la Sirena:

Leyendas en Cuenca_Casas Colgadas_turismo Cuenca_ La casa de sirenaUno de los entornos más visitados en la ciudad son las Casas Colgadas y el entorno en el que están emplazadas: La grandiosa Hoz del Río Huécar. Pues en este lugar se desarrolla este relato, concretamente en una de las Casas Colgadas.

El Infante Don Enrique de Trastámara visita Cuenca, no viene de turismo, sino a dar las gracias a los habitantes de la ciudad por su apoyo prestado en los juegos de guerra que se trae con su hermano Pedro “El Cruel” ahora Rey de Castilla.

Al darse el baño de multitudes por las callejuelas de Cuenca Enrique se fijó en una bella muchacha que se llamaba Catalina. Tan prendado se quedó de ella que mandó a sus sirvientes para conocerla.

Don Enrique se enamoró de Catalina y quiso que fuera suya para siempre y le prometió a su padre bienes y dinero a cambio de la dama.

En aquella época también había crisis, (no hay datos de cómo estaba la prima de riesgo) la familia de Catalina pasaba por apuros y el padre de esta la convenció para que accediera a ser cortejada. Pasaron muchos ratos juntos Enrique y Catalina, y nuestra protagonista al final se quedó embarazada.

Don Enrique tuvo que salir de Cuenca precipitadamente por asuntos de guerra no sin antes ordenar que tanto Catalina como su futuro hijo quedaran recluidos en una casa y que nada se supiera de todo esto por la ciudad.

Enrique marchó y en una disputa mató a su hermano el Rey Pedro y se convirtió en Enrique II de Castilla. Esto ocurrió en el año 1369.

leyendas en cuenca_casas colgadas_turismo cuenca

Enrique II se casó con Doña Juana y tuvo un hijo; se olvidó de Catalina del hijo que tenía en Cuenca. El Rey que era muy supersticioso una noche fue a ver disfrazado de campesino a un hechicero adivinador.

Este le dijo que tenía la mano manchada de sangre de un hermano y que tuviese cuidado, que lo mismo le podría pasar a su propio hijo. El Rey se quedó aterrado al acordarse del hijo bastardo que tenía en Cuenca y para que la historia no se repitiera, tal y como le había vaticinado el hechicero, tenía que matar a su hijo bastardo. Pidió perdón a Dios y mandó a sus hombres hasta Cuenca.

leyendas de cuenca_casas colgadas_turismo cuencaEn una noche fría, los hombres del Rey llegaron a la casa de Catalina y le arrebataron de sus brazos a su hijo Gonzalo con alevosía y nocturnidad. Catalina sabía lo que le iba a pasar a su hijo si se lo llevaban y desconsolada intentó por todos los medios que no le quitaran a su hijo Gonzalo, pero fue en vano.

leyendas de Cuenca_turismo cuenca_tradiciones cuenca_visitar cuenca_casa de la sirena

Y cuentan las gentes que durante días y días se escuchaban los gritos de catalina llamando desconsoladamente a su hijo desde las ventanas de su casa que dan a la Hoz del Huécar. Hasta que una noche, presa de la desesperación y la locura, Catalina se precipito al vacío de la Hoz. Los vecinos de la ciudad aseguraban que por las noches, en la hoz, todavía se podían escuchar los lamentos de Catalina que recordaban a los cantos tristes de una sirena.

Puede que en las gelidas noches de invierno conquense se escuchen los lamentos de sirena de doña catalina rebotando contra las rocas de la Hoz del Huécar.
Aquí acaba el relato. Pocas leyendas en Cuenca terminan con final feliz.

Esta y otras leyendas son representadas en las calles del casco antiguo de la ciudad. ¡Te recomiendo que si vienes a visitar Cuenca te informes si hay representación el día que vienes de turismo! ¡Te va a encantar!

Espero que os haya gustado la leyenda. Dentro de muy poco en la casa de la Sirena se abrirá un precioso restaurante en el que podréis disfrutar de la gastronomía de Cuenca mezclada con la cocina más vanguardista, y a la vez, estar donde se supone que transcurrió esta leyenda.

¡Hasta la próxima!

leyendas en cuenca_turismo cuenca_la casa de la sirena

 

 

Sobre el Autor

Eduardo Mayordomo Muñoz

11 Commentarios

  • Me encantan las leyendas y si son de mi ciudad mucho más, espero impaciente las próximas, saludos.

  • Me encanta la página. A ver si conoces las diversas leyendas que rondan la catedral, porque me encantaría contárselas a mis alumnos, y no tengo ningún escrito en el que basarme para hacerlo.
    Gracias por la página, es fantástica.

    • Hola Asun: Muchísimas gracias por seguir las entradas del blog, me alegro mucho que te gusten. Tengo dos leyendas que tienen la Catedral como telón de fondo. En la próxima entrada que trate de leyendas contaré una de ellas.
      De nuevo gracias Asun, me pillas preparando la próxima entrada, donde nos daremos un pequeño paseo por la parte alta de Cuenca.
      Un abrazo.

  • Me han gustado mucho las dos historias que cuentas aqui. Sigue que lo haces de maravilla. Mi marido es de un pueblo de Cuenca y en cuanto las leas seguro que te escribe. Felicidades

    • ¡Muchas gracias Encarnita! Cuanto me alegra que os gusten las leyendas, que parecen ahí abandonadas en el olvido y que realmente nos gustan mucho a todos. En otra entrada os seguiré contando alguna más. Un abrazo y muchísimas gracias por leer el blog.

  • Me uno al comentario de Nicasio. Aunque a veces no ponga nada, ten la seguridad que leo todo lo que aquí publicas ya que me interesa bastante y te agradezco el trabajo animandote a seguir haciendolo.

  • Me gusta que te guste contarnos leyendas, las fotos, los paisajes y sobre todo con nieve, que no la vemos tanto como yo la deseo, pero cada vez que se que está nevando voy a disfrutar del encanto paisagistico y arquitectónico de Cuenca. Sigue contando, que te escucho.

    • Muchas gracias a tí Nicasio por molestarte en leer el blog. Desde que comencé mi única meta es dar a conocer como se debe la ciudad de Cuenca y que no solo somos Casas Colgadas y Catedral (que también es bonito, claro está). Un abrazo y repito, mil gracias por leer el blog.

Deja un Comentario