Naturaleza Rutas por Cuenca

Un Trocito del Otoño en Cuenca: De Paseo por la Ribera del Júcar.

0 Flares Filament.io Made with Flare More Info'> 0 Flares ×

Que ganas tenía de tener material gráfico para hacer esta entrada, y hace unos días, a pesar del mal tiempo y de que se me hubiera olvidado la cámara de fotos en casa, (al final las tuve que hacer con el móvil, espero que se vean bien) he podido recopilar unas cuantas imágenes e incluso un pequeño video para enseñaros la magia del otoño en Cuenca.

Pero para enseñaros como se merece los colores de los paisajes, la plasticidad e incluso los sonidos que nos trae la estación del Otoño en Cuenca, me he hecho una ruta por la Ribera del Río Júcar a su paso por Cuenca, son más o menos unos 0ch0 kilómetros entre la ida y la vuelta, lleno de rincones multicolor, empecemos.

 

El otoño en Cuenca se baña en el Júcar y en su Hoz

Vamos a empezar nuestra ruta por el otoño en Cuenca desde el parque donde se juntan los Ríos Júcar y Huécar y donde comienza el nuevo paseo por el Júcar que ya os enseñamos en otra entrada de este blog. Pues vamos a avanzar con el río Júcar a nuestra izquierda y a nuestra derecha los edificios de rascacielos edificados por el hombre; por aquí ya divisamos los cambios que de color y de paisaje que tiene el otoño en Cuenca y que nos van a acompañar durante todo el recorrido.

¡Sigamos disfrutando del paseo!

Una vez hayamos llegado al Recreo Peral y hayamos contemplado las hojas amarillas esparcidas en la fuente del Abanico, (de cuya leyenda ya os hablé en otra entrada anterior del blog) seguimos recto para pasar junto al Puente de los Descalzos. Desde allí podemos contemplar el conjunto de colores que forman el río lleno de hojas multicolor y con un montón de chopos amarillos que lo custodian; una maravilla para la vista.

Hojas de Colores y aguas verde-azuladas

Una vez nos hayamos regocijado la vista en el puente de los descalzos, seguiremos el camino recto siguiendo la margen derecha del Río Júcar. Como veréis, es un camino muy bien acondicionado rodeado de naturaleza por todas partes, que en otoño, se llena de hojas multicolor. Los sonidos que os acompañan en el paseo son el de las hojas cayendo, los pájaros cantando, el viento que os susurra en el oído la belleza de la Hoz del Júcar; el otoño en Cuenca es espectacular.

Siguiendo el Sendero, nos encontraremos con una fuente que chisporrotea su agua de manera alegre y un poco más adelante en la otra margen del Júcar, la playa artificial. ¡Si! ¡En Cuenca también tenemos playa! en verano es un lugar espléndido para pasar un caluroso día estival y en el restaurante que hay en la Playa de Cuenca se come fenomenal, os lo recomiendo.

Otoño en Cuenca

Un trayecto muy agradable para todos nuestros sentidos

Bueno, pues seguimos nuestro camino, lleno de colores, con el agua a un lado con los chopos de hojas de colores. Pero es que a la derecha tenemos a las rocas con formas caprichosas moldeadas por el viento a lo largo de los años, mezclado con pinos y otras especies de árboles que hacen contraste de colores con los chopos del otro lado del camino.

Pronto llegamos a una gran explanada, donde en Jueves Lardero, muchos jóvenes conquenses van allí a pasar un día de campo el jueves que precede al carnaval. Aquí os encontraréis con que el sendero se bifurca para hacer otra ruta; nosotros seguiremos recto, es decir, el sendero del río.

 

¡Necesitamos descansar un poquito!

Un poquito más adelante nos vamos a encontrar con la zona de Recreo de San Juan de la Ribera, un sitio estupendo para comerte el bocadillo, la tortilla y beber un poco de agua en los bancos y mesas que allí hay. Esta zona es estupenda para empaparte del Otoño en Cuenca, el color amarillo es el que predomina en este área de descanso. Pero sigamos andando, el camino se estrecha un poco, nos alejamos un poco del río y nos pegamos a las moles de piedra con formas caprichosas. Un regalo para nuestros ojos.

Andando un poco más, vemos enfrente, en las montañas del otro lado una cruz blanca que señala que muy cerca se encuentra la ermita de San Julián el Tranquilo, uno de los rincones más bellos y más desconocido para los turistas que vienen a visitar la ciudad. Nosotros seguimos nuestro sendero, a San Julián ya fuimos en otra entrada anterior.

¡Cuanta belleza natural!

Ya llevamos un rato andando y vemos en el río a un montón de piraguas y piragüistas, en Cuenca hay mucha afición a este deporte y que mejor escenario para practicarlo que los remansos del Río Júcar que se adorna en otoño con las hojas amarillas y ocres de los chopos.

En el camino, esta vez en la margen derecha, también os vais a encontrar a mucha gente practicando escalada; las rocas casi verticales que hay en parte de nuestro paseo están llenas de mosquetones y guías, que son la huella que han dejado los muchos escaladores que eligen Cuenca para “subirse por las paredes”.

Nuestro camino continua, pero esperad…oigo el ruido del agua correr, como si fuera una fuente….y justo a la derecha me encuentro con la fuente de Martín alhaja, un pastor conquense con leyenda que ya os la contaré. Una bonita fuente que me marca que hemos andado más de 4 kilómetros ya.

Nuestro paseo se termina…si tu quieres.

En este punto podemos tomar 3 caminos: Seguir hasta el puente que cruza el río y volver a Cuenca por el otro margen del Júcar, subir hasta el barrio del Castillo de Cuenca por el camino de San Isidro, o volvernos por donde hemos venido, y yo opto por esta última opción, en otras entradas posteriores ya os enseñare las dos primeras opciones. En total caminaremos unos ocho kilómetros y medio, con muy poquita pendiente, un paseo ideal para ir con niños tranquilamente y disfrutar del otoño en Cuenca como se merece. Hacedme caso y hacer este pequeño paseo, merece la pena.

0 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 0 LinkedIn 0 Email -- Filament.io Made with Flare More Info'> 0 Flares ×
No votes yet.
Please wait...

Sobre el Autor

Eduardo Mayordomo Muñoz

4 Commentarios

  • Muchas gracias por acordarte de los que estamos lejos de Cuenca.

    No votes yet.
    Please wait...
    • Rep. Muchas gracias por acordarte de los que estamos lejos de nuestra querida Cuenca.

      No votes yet.
      Please wait...
      • De nada Benedicto. ¡Un placer!

        No votes yet.
        Please wait...
  • Gracias por darnos a los conquenses q no estamos,por circunstancias,en nuestra ciudad fotos de los paisajes tan bonitos q tiene

    No votes yet.
    Please wait...

Deja un Comentario