Curiosidades Monumentos

No diga “colgantes”: Diga “Casas Colgadas”.

1 Flares Filament.io 1 Flares ×

Antes de meternos en harina aquí tenéis un vídeo explicativo de las Casas Colgadas de Cuenca para abrir boca. ¡Luego seguid leyendo el post que hay cosas muy interesantes!

 

Las Casas Colgadas: El emblema de Cuenca

Una de las cosas por lo que los conquenses nos mosqueamos bastante es cuando los turistas vienen a visitar Cuenca, o cuando alguien de fuera se pone a hablar de las Casas Colgadas que hay en nuestra ciudad y nos dicen: “que bonitas las casas colgantes” o “casitas colgadas”, etc.

casas colgadas cuenca

No nos gusta un pelo, a las cosas hay que llamarlas por su nombre, a ver, repetid conmigo: CASAS COL-GA-DAS (hacedme caso, es un buen consejo que os doy, normalmente los conquenses somos muy educados y simplemente os corregiremos diciendo “son las casas colgadas” pero os podréis llevar una respuesta más “subida de tono” con alguien que no tenga un buen día, aunque no creo, porque los conquenses somos educados y no os van a contestar mal).

El gran conquense y ya fallecido José Luis Coll repetía una frase cada vez que alguien decía delante de él  la erronea denominación al monumento de su ciudad: “Las casas son colgadas, los mocos son colgantes”. En realidad esta frase no se suele utilizar de esta manera tan políticamente correcta, la mayoría de los conquenses de manera humorística la cambiamos por otra más “a mala uva” (pero que no se la decimos a nadie, lo tenemos como una broma entre nosotros, somos educados y respetuosos en Cuenca).

Es tanta la importancia que se le da en Cuenca a que se denomine de manera correcta a este monumento y a la par uno de los emblemas de nuestra ciudad, que hay grupos o páginas en las redes sociales donde se reivindica  que a las cosas hay que llamarlas como se debe (que reitero, esto es en plan broma, no os vamos a contestar así en Cuenca).

La historia de este monumento

Después del consejo, os diré que son las Casas Colgadas: Son un conjunto de edificios civiles situados en la Hoz del Río Huecar, (de la que hablaremos en otro post), y suspendidos en la roca. Su origen exacto no está claro, se tiene constancia de que ya existían estas casas en los siglos XIV y XV, aunque se piensa que en el mismo emplazamiento donde están las casas, el Rey Alfonso VIII allá por el año 1177  instauró por un tiempo la sede de su corte (esto no esta históricamente demostrado).

A día de hoy solo han quedado 3 Casas Colgadas, con sus característicos balcones de madera, pero se cree que había casas “suspendidas” por toda la Hoz del Huecar, incluso recientemente se han hecho estudios donde se afirma que pudo haber este tipo de edificaciones en otras partes de la ciudad.

casas colgadas cuenca

El aspecto que lucen a día de hoy las Casas, son fruto de una reconstrucción hecha en el siglo XX, hay fotos que demuestran el estado que presentaban las edificaciones antes de la restauración.

casas colgadas cuenca 1900

Las Casas Colgadas de Cuenca han sido usadas como casa particular, también de Casas Consistoriales y en la actualidad las Casas del Rey son la sede del Museo de Arte abstracto español, fundado por Fernando Zobel (de este museo hablaremos en otro post) y en la Casa de la Sirena (se llama así por una leyenda popular que ya os hemos contado), se va a abrir en breve un restaurante.

desde abajo casas colgadas cuenca

Como Curiosidad, este monumento de Cuenca ha sido utilizado para unos cuantos spots publicitarios, como por ejemplo este de Codorníu allá por 1989:

 La Fábrica de Moneda y Timbre en la acuñación de las antiguas pesetas, también utilizó este emblema de Cuenca. Incluso ahora hay una edición para coleccionistas de monedas de plata con el grabado de las Casas Colgadas:

monedas cuenca
El último reclamo para atraer turistas a Cuenca ha sido muy original, envolviendo las Casas Colgadas para regalo:

Por último un consejo: Si te acercas a visitar Cuenca, quédate por la noche, si ya son bonitas las Casas Colgadas de día, de noche, con la magnifica iluminación de la Hoz del Huecar, el entorno se convierte en  único, mágico e incomparable, hacedme caso.

(Gracias a mi hermana Amparo por las fotos).

No diga “colgantes”: Diga “Casas Colgadas”.
5 (100%) 3 votes
1 Flares Twitter 0 Facebook 0 Google+ 0 Pin It Share 1 LinkedIn 0 Email -- Filament.io 1 Flares ×

Sobre el Autor

Eduardo Mayordomo Muñoz

32 Commentarios

  • Hola amigos, de verdad os digo que yo estuve hace años trabajando en Telefónica ahí, casi medio año. No recuerdo esta polémica tan pueril. Tengo que reconocer que se me trató caballerosamente todo el tiempo en la Posada de San Julián. Yo siempre he creido que se llamaban: = colgantes=. Pero últimamente, se me ha apuntado, no reprendido, que son =colgadas= . Por cierto, que tengo pintado un cuadro sobre ellas, que regalé a un gran amigo en su boda.

  • No me podía imaginar que la gente de Cuenca era tan cerrada y tan agresiva. Vamos a ver señores. El verbo es colgar, en una de sus acepciones se define así por la RAE: “Dicho de un edificio: Estar construido al borde de una ladera muy pendiente.” Por lo tanto, estaremos de acuerdo que habría que usar el participio para definir las casas del verbo colgar, del cual existen dos participios: el participio actualmente en uso: colgado,a y el antiguo participio activo de colgar: colgante. Por ello, ambos términos son válidos y a quién le moleste uno de los dos es que no está respetando la lengua española. Esta estructura no ha sido diseñado por Gaudí, y nadie lo ha titulado, se ha titulado a través de la historia. Que el Estado español se haya decantado para inscribirlo actualmente como casas colgadas, por ser el participio más actual, de acuerdo, pero no tenéis derecho a insultar a nadie, ni decir las barbaridades que estáis diciendo de “colgantes mis cojones”. Muy bajunos todos los que dicen eso y con poquísima clase.

    • Hola Máximo. Lo primero de todo es darte las gracias por leer el blog.
      Con esto de las casas colgadas no hay más polémica que la que quieras ver. Las casas se llaman colgadas, no colgantes, aunque tenga el mismo significado por la RAE, no le puedes cambiar el nombre propio que tiene aunque quieras, es así de simple y llamarlas colgantes está mal dicho porque no se llaman así.
      Este monumento se ha llamado casas colgadas desde siempre y antes de que se catalogara como monumento, se llaman así, es su NOMBRE PROPIO Es igual que si yo en vez de llamarte Máximo te llamara mayúsculo o colosal, que significan lo mismo que tu nombre, pero que no son tu nombre, pues lo mismo pasa con este monumento, su nombre propio es Casas COLGADAS, no colgantes.Las Casas COLGADAS son el emblema de la ciudad y a los conquenses les gusta que se les llame por su nombre, nunca se han denominado colgantes. Seguro que en tu ciudad hay un emblema, seguro que si la gente lo cambiara de nombre se lo corregiríais (de manera educada).
      Con respecto a lo del dicho típico si dices mal el nombre del monumento en cuestión, lo puse como una broma, no creo que nadie en Cuenca te diga eso si dices mal el nombre de las casas colgadas, era solo un chascarrillo, siento que te hayas ofendido Máximo.
      Que nos molesta que no se le llame por su nombre propio, pues un poco, porque a las cosas hay que llamarlas por su nombre real, pero es una pequeña broma que tenemos los conquenses y no creo que nadie te diga esa coletilla,(en la que no insultamos a nadie,es verdad que es de mal gusto decir “colgantes mis…” pero no se le está insultando a nadie, no como otros que nos llaman agresivos o cerrados que si que es un insulto real). En Cuenca somos educados y amables con la gente que viene a visitar la ciudad, como mucho te pueden corregir y decirte “se llaman casas colgadas” nada más.
      Puse esto en el post como algo anécdotico y gracioso y ya lo he apuntillado para que nadie se lleve a error.
      Te invito a venir a la ciudad y comprobarlo tu mismo.
      No creo que llamarnos agresivos, cerrados, etc a casi 60mil personas sea educado por tu parte Máximo, pero bueno, tu mismo. Por eso te lo reitero, te invito a venir a la ciudad a comprobar que somos buena gente en Cuenca.
      Un cordial Saludo Máximo.

  • Muy buen post Eduardo. Como curiosidades yo añadiría que el arquitecto Alcantara en el año 1926 restauró las Casas Colgadas y las salvó del derrumbe a las 3 que quedan hoy en pie. De no ser por él habríamos perdido un monumento precioso.

  • En el colegio me enseñaron que eran “Casas Colgantes”. Pensé que esa denominación formaba parte de la cultura de nuestro País, pero se va viendo que ésta (la Cultura) se la están cepillando a pasos agigantados, así que tal vez deberíamos llamarles “hanging house”, que es lo que me dice “tito Google” y ya que está en boga el “cepillado anglosajón de nuestro idioma”, para estar a la última. La verdad: Voy a llamarlas como me enseñaron el el colegio, así que: hasta la vista, queridas casas colgantes, guste o no.

    • Hola Lita:
      Puedes llamarlas como quieras, pero es que se llaman Casas Colgadas, no colgantes, en Cuenca nunca las hemos llamado así, es el nombre real que le pusieron, como a la Sagrada Familia no le llamamos Santa Familia, pues esto igual. Pero lo dicho Lita, que puedes llamarlas como quieras, no pasa nada.
      Un abrazo.

  • Bajo mi punto de vista, hay que tomar Colgadas como parte del nombre del monumento, Casas Colgadas, como el ejemplo de Sagrada Familia. Que también es Santa, pero el que hizo el monumento lo llamo Sagrada Familia y ese es su nombre. Se puede debatir si el que lo puso utilizo el participio “Colgadas” correcta o erróneamente, que según la RAE, sería incorrectamente, y arquitectónicamente también, habría que utilizar la Casas voladas, como bien decía alguien. Históricamente el monumento se denomina Casas Colgadas, como podría haberse llamado Casas Rufo. Así que llamemosles por su nombre y punto.

  • De momento, lo que he visto de tu blog me gusta bastante. En concreto, de esta entrada me encanta la foto
    en blanco y negro en la que todavía se ve la torre del Giraldo de la Catedral. Sólo falta que se vea bien el puente de piedra.
    Enhorabuena

  • No quiero polemizar, Gumersindo. Si alguien le llama “colgantes” a las casas colgadas, le corregís educadamente y punto. Y las casas no están colgadas, están apoyadas. No están delante de la roca, sino encima.
    Pero no quiero polemizar……

    No obstante, el blog es como la ciudad. Fantástico. Mucho ánimo.

  • Yo cuando voy a Barcelona no se me ocurre decir voy a ver la “Santa Familia” es la “Sagrada Familia”. Pues lo mismo pasa en Cuenca. Las Casas se llaman COLGADAS con su nombre y sus apellidos no de otra manera, ni colgantes, ni casitas colganderas como he oído yo decir a algun turista (no es broma). De todas maneras, las Casas estan Colgadas en la roca, como un cuadro en un pared. En vuestras casas, los cuadros como los tenéis ¿colgados de la pared o colgantes de la pared?. Un saludo y enhorabuena por el blog Eduardo, creo que estás haciendo un gran trabajo. Espero que se te reconozca tu esfuerzo. Un saludo otra vez.

  • Después de todo, las casas “colgadas” no están colgadas. Están perfectamente apoyadas. Son los balcones los que estarían “colgados”, aunque técnicamente a esta posición se le llama volados. Volantes no, volados.

    Yo les llamaría “casas asomadas”. Esa es la impresión que yo tengo. Se han asomado a la Hoz para ver el fantástico paisaje.

  • Perdonad todos los de Cuenca pero me parece una tontería que os enfadéis porque llaman colgantes a las casas colgadas. En este caso, la palabra “colgante” o “colgada” ha dejado de ser un adjetivo para pasar a ser un nombre. Semánticamente la palabra correcta debe ser “colgante” que significa “que cuelga”, y no “colgada”, que significa “incierto”. Lo mismo se dice de la ropa que está a secar. La ropa está colgante y no colgada. Y de los puentes, están colgantes y no colgados.
    Así que no os enfadéis, porque vosotros mismos os retratáis. Sin perjuicio de que la arquitectura de las casas y de la ciudad es preciosa.

  • Siempre es agradable ver artículos sobre nuestra querida Cuenca, y más todavía si son tan amenos como este. Genial el blog. Un saludo a todos.

  • Soy conquense. Aunque no resido en mi querida patria chica, procuro todos los años acercarme a ella y al mismo tiempo visitar a la poca familia que todavía queda allí. Me ha sorprendido gratamente tu publicación. Yo también estoy un poco harta de oir lo de “casas colgantes”. Ánimo y continúa con tu blog, será la mar de interesasnte. Gracias.

Deja un Comentario